¿QUÉ SE ESPERA LA NUEVA INSTITUCIONALIDAD?
4 julio, 2017
Chile necesita profesionales dedicados a la tecnología y no los encuentra en ninguna parte
19 julio, 2017

Internet of Things permite acelerar modelo de negocios

Integración de sistemas, ahorro de costos y aumento de los consumidores son solo algunos de los impactos positivos para las organizaciones de la Internet de las Cosas o loT, por sus siglas en inglés.

Las empresas que han sabido leer los cambios tecnológicos de los últimos años están realizando las transformaciones necesarias a su modelo de negocio para incorporar el factor de la innovación que les permita dar un salto cuantitativo a nivel de consumidores.

En este escenario, la “internet de las cosas” (Internet of Things-loT) aparece como uno de los aceleradores de la denominada Tercera Plataforma (cloud, big data, movilidad y social business) y su impacto también ya se está produciendo en las organizaciones de nuestro país. ¿De qué manera lo hace?

Primero hay que decir que Chile ha sido parte del desarrollo tecnológico desde la Primera Plataforma, caracterizada en los años 60 por el uso de grandes computadores, especialmente a nivel de la academia; luego, en los 80, la Segunda Plataforma se tradujo en la aparición de los PC, acercando el uso de la informática a empresas y empleados. En esta Tercera Plataforma, las redes sociales, la información en la “nube” y el control de artefactos a distancia, a través de dispositivos como smartphones, han masificado el acceso a la data y su uso diario a nivel personal.

El loT es el ejemplo palpable de este avance, ya que %u2014en la práctica%u2014 es la interconexión de objetos o aparatos de uso diario con internet, permitiendo al usuario manejarlos incluso a distancia con un simple touch desde su smartphone, tablet, computador, etc.

Según el estudio “Predictions Chile 2017”, elaborado por la consultora IDC Chile, nuestro país crecerá en loT un 25%, muy por sobre el resto de Latinoamérica. Y las industrias que más la implementarán serán la manufactura, el retail y el transporte.

Chile recién está dando los primeros pasos, asegura Alvaro Díaz, economista senior del Consejo Nacional de Innovación para el Desarrollo (CNID).

“La logística es quizás el campo donde más rápido puede avanzarse en el corto plazo, porque ya se están difundiendo los contenedores con sensores y hay cada vez más conductores conectados vía smartphone. Al mismo tiempo, el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones y Codo están trabajando los estándares abiertos para una plataforma nacional adaptada a cada puerto (Port Community System, PCS). Además, el MOP junto con Corto trabajan en los sistemas de información para carreteras. La clave está en la buena gobernanza, de tal forma que todos sientan que ganan al participar”, explica.

Sin embargo, advierte que “el loT no surgirá espontáneamente solo por el hecho de que la tecnología esté disponible. Se requiere de un esfuerzo de coordinación entre privados, así como entre los sectores público y privado para concordar estándares y un modelo de gobernanza aceptable”.

Isidora Undurraga, directora ejecutiva de Forolnnovación, a su vez, precisa que “la innovación no está solo en la loT misma, sino en los múltiples usos y aplicaciones que se generan a raíz de esta lógica y que, sin duda, irá evolucionando y desenvolviéndose de maneras inimaginables en el futuro inmediato”.

Plus en trabajo remoto

Respecto del impacto del loT en el negocio de las empresas, Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), señala que es “un plus en torno a la idea de trabajo remoto. Como Asech estamos seguros de que es una herramienta muy fuerte para abaratar costos de oficina permanente, por ejemplo. Asimismo, es un aporte real para fomentar el trabajo a distancia y también el por horas. Sabemos que hoy el recurso del tiempo es lo más importante, por lo mismo muchos están dispuestos a contratar personas que trabajen desde sus casas o lo hagan solamente dos o tres veces a la semana”.

Asegura que hay personas que quieren tener dos o tres trabajos o quieren trabajar menos horas, por lo que “creemos que esta es la forma de trabajar hoy, no mañana. Las empresas se tienen que acostumbrar a trabajar a distancia y buscar formas de ser eficientes”.

Desde IDC Chile, su gerente de Investigaciones, Patricio Soto, sostiene que “una solución de loT puede ser una innovación por si misma o puede ayudar a crear innovación dentro de la empresa”.

En la práctica, cuando una empresa implementa una solución de loT busca solucionar algún requerimiento o atender una necesidad, por lo tanto dependiendo del tipo de industria, la innovación puede venir por múltiples factores.

En este sentido, Soto ejemplifica con el área de logística de una empresa que cuenta con varios vehículos para distribución de sus productos, y en los cuales se instalan diversos sensores para monitorear la performance de conducción.

“Esto constituye una reducción de costos para el área de logística por concepto de mantenimiento preventivo, ahorro de combustible, etc., pero es una innovación para el área de recursos humanos, ya que puede cambiar la forma de evaluar a los conductores, le proporciona herramientas para capacitar o tener nuevos programas de entrenamiento, entre otros”, precisa.

Verónica Orellana, gerenta de VTR Negocios, en tanto, señala que “al iniciar un negocio, teniendo en consideración en el diseño la incorporación de loT, la implementación resulta más simple y práctica, ya que no requerirá de la reconversión de algún proceso, invirtiendo mayor tiempo y recursos”.

Claros ejemplos son la medición de humedad del suelo para determinar el riego, cuándo y cuánto regar en una empresa agrícola o en un restaurant con delivery, la capacidad de controlar y monitorear el gasto de combustible de sus vehículos.

“Los negocios que ya detectaron una oportunidad en implementar soluciones sobre la base de loT, sin duda estarán respondiendo a lo que la “Era Digital” espera de sus emprendedores”, sentencia.

Inversión y desconocimiento

Respecto de la inversión de las empresas en loT, Jaime Soto, secretario general de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de la Información (ACTI), destaca un estudio de la empresa Redd, que señala que 37% de las compañías invertirá en loT. En las grandes firmas, en tanto, la inversión a corto plazo en loT es de 40% mientras que en las medianas llega al 27%; en las pymes alcanza el 39%.

“Si bien estas cifras hablan de que hay un ‘entendimiento’ de la urgencia y necesidad de digitalizar las empresas, hay un porcentaje de ellas que desconocen qué es el loT y para qué se 2″ usa: el 34% de los encuestados dijo que su empresa no conoce este término. Como contraparte, hay un 75% de respuestas que afirman que las soluciones basadas en la conexión de activos a Internet generan beneficios para su negocio”, explica Soto.

Recuadro :
20% es el promedio de implementación de loT por parte de los sectores de transporte, manufactura y retail.

25% es el crecimiento que se espera en loT en nuestro país, según el estudio Predictions Chile de IDC.

Elfuturo

George Cargill, director de ChileGlobal Angels (la red de inversionistas “ángeles” de Fundación Chile), afirma que actualmente “las empresas están viviendo a nivel transversal procesos de reinvención y redefinición de todos sus modelos de negocios, lo cual implica incorporar a esos procesos instancias de transformación digital y nuevas tecnologías que les ayuden a innovar a la hora de satisfacer a sus consumidores y ser más eficientes”.

De ahi que más que un plus, el loT es %u2014asegura%u2014 “una realidad y los que no se suman se van a quedar atrás”.

Juan Luis Núñez, gerente general de Fundación País Digital, a su turno, sostiene que “Chile, según la OECD, está en los últimos lugares en varias mediciones. Sin embargo, es necesario mencionar que el correcto desarrollo del loT depende de varios factores que necesitan mayor análisis en el país”.

Agrega que “políticas de ciberseguridad y protección de datos, interoperabilidad entre sistemas por la falta de un estándar loT entre organizaciones, la falta de desarrollo de soluciones loT nacionales como también la falta de capital humano avanzado que capture estas necesidades, constituyen algunos de los principales desafíos a abordar, situación que requiere de inversión y un actuar colaborativo entre proveedores de tecnologías, diversos stakeholders y el gobierno”.

Las empresas se tienen que acostumbrar a trabajar a distancia y buscar formas de ser eficientes.

Alejandra Mustakis, presidenta de Asech.

Hay un porcentaje de empresas que desconocen qué es el loT y para qué se usa.

Jaime Soto, secretario general de ACTI.