Experto internacional en transformación digital adelanta los pilares para el éxito de una empresa sin importar los cambios a futuro
12 septiembre, 2017
PRODUCTIVIDAD Y EXPORTACIÓN
21 septiembre, 2017

Nuestro camino es ser un país exportados de servicios

RAÚL CIUDAD PRESIDENTE DE ACTI

Cuando se cuestiona la productividad del país, hay que preguntarse: ¿Cómo podemos cambiar la matriz productiva?, ¿dónde ponemos el foco de atención para incentivar más adecuadamente a las empresas chilenas? La respuesta es convertirnos en un país exportador de servicios TI, tal como las grandes economías del mundo. Como hablamos de conocimientos, el capital humano es esencial, y para densificar nuestra oferta exportadora tenemos puntos a favor, entre ellos la alta conectividad física y digital y acuerdos para evitar la doble tributación con las economías relevantes del mundo.

Según la Cámara de Comercio de Santiago, si la productividad anual creciera 0,5% cada año, el PIB sumaría unos US$ 16.000 millones a su actividad. Para ello, el país debe facilitar el intercambio de servicios. En 2015 las exportaciones de servicios bordearon los US$ 10.000 millones, lo que equivale a casi un tercio de la exportación en minería y el doble de la fruta. Yen lo que se refiere a TIC, podríamos hacer crecer ese número varias veces los siguientes 7-8 años. Rubros como la ingeniería, arquitectura, ciencias creativas, video juegos, tienen mucho potencial y es importante desarrollar un marco en Chile para su crecimiento.

El Ministerio de Hacienda junto con otras agencias del Estado, Sofofa, ACTI, CCS y otros gremios empresariales, trabajan juntos para impulsar esta Industria. Dicha cartera ha efectuado acciones concretas. El año pasado se aprobó la ley de productividad, que incluye un capítulo de exportación de servicios, y con diez medidas que apuntan a impulsara que las empresas de tecnología vayan con sus servicios al mundo. También se envió el proyecto de ley de protección de datos al Congreso, importante para que nuestras exportaciones de servicios se hagan en el marco de protección adecuada de los datos de las empresas que nos contratan servicios.

Adicionalmente, está la aprobación de la VISA Tech en 15 días, de especialistas que vengan a trabajar en Chile. Para lograr todo esto se requiere de capital humano especializado. Sabemos que con la revolución industrial, el déficit que existe en Chile de 5 mil técnicos y profesionales por año aumentará y se hará más crítico, alcanzando un déficit del 31% de profesionales, lo que equivaldría a 19.513 vacantes, específicamente en las áreas de ciberseguridad, cloud, IoT, big data y tecnologías de video, según el último estudio Cisco IDC Skills Gap 2016.

En ese ámbito nuevamente el Ministerio de Hacienda, Corfo, Sofofa y la ACTI han montado una serie de iniciativas de desarrollo de capital humano, para que muchos puedan adquirir nuevas competencias para desarrollarse en esta industria 4.0. La tarea recién comienza. Lo que nos queda es seguir con el desarrollo de estrategias y la institucionalidad que sean necesarias y con los cambios legislativos que se requieran para continuar empujando el desarrollo de la plataforma de exportación se servicios en nuestro país. De esta forma, lograremos una mejor y mayor productividad, sin tener que depender de una economía basada en los commodities. Así, demostramos que el trabajo público-privado rinde sus frutos cuando nos enfocamos en sacar a Chile adelante.

Recuadro:

“Con la revolución industrial, el déficit que existe en Chile de 5 mil técnicos y profesionales por año aumentará y se hará más crítico”.