La transformación digital es una necesidad fundamental
22 septiembre, 2017
OT-Morpho se transforma en IDEMIA, líder mundial en identidades confiables
5 octubre, 2017

PYMES: HACIA UNA TRANSFORMACION DIGITAL EFECTIVA

La adopción de nuevas tecnologías en este segmento es un proceso que muestra avances, aunque su ritmo y énfasis depende de factores como la estrategia de negocio de la compañía, su tamaño y sector productivo, con desafíos no menores y que van desde un mayor acceso a financiamiento hasta ser capaces de desarrollar sus propias soluciones.

Múltiples son los beneficios que la transformación digital lleva a los negocios, desde elevar la productividad hasta incrementar las ventas y ganancias de manera sostenible. De hecho, a nivel global aquellas empresas que digitalicen sus procesos este año incrementarán sus beneficios en un 12% en promedio, de acuerdo con estimaciones de la consultora Capgemini.

Y en esta nueva revolución, las pequeñas y medianas empresas (pymes) tienen la oportunidad de ofrecer una propuesta de valor diferenciada de productos y servicios a sus clientes —quienes también están viviendo cambios profundos ante la irrupción tecnológica— y lograr mejores niveles de eficiencia al optimizar sus procesos internos: la Comisión Europea (CE) ha calculado que el crecimiento de las pymes que asumen este desafío es un 15% mayor al de aquellas que no lo hacen y que sus ingresos son un 22% más altos, acota el gerente comercial de Citrix en Chile, Marcos Vieyra.

La gran mayoría de estas unidades productivas ha entendido que en el escenario actual la digitalización es un camino sin retorno. De acuerdo con la Tercera Encuesta Longitudinal de Empresas (ELE3) del Ministerio de Economía —que cita City Global—, al año 2013 el 76% de las medianas empresas y la mitad de las pequeñas tenía presencia en la web, ya sea para generar facturas electrónicas o utilizar plataformas e-commerce. Sin embargo, y a pesar de que algunos especialistas opinan que la inversión de una pyme en tecnología depende de su tamaño, rubro y del talento humano que posea, el director ejecutivo de Empresas Tuxpan, Santiago Macías, acota que al realizar una estimación gruesa es posible pensar que, en general, este segmento gasta menos del 4% o 5% de sus ventas en tecnología.

Y la transformación digital hoy constituye un proceso mayor, que a juicio del presidente de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de la Información (ACTI), Raúl Ciudad, hay que tomarlo como una prioridad e instalarlo en el corazón de la estrategia.

“Una adecuada gestión de la tecnología es uno de los factores clave para el crecimiento de cualquier organización. Al incorporar tecnologías de la información (TI) a una empresa, se modifica su modalidad de trabajo y hace que estas compañías —pequeñas o medianas, sin distinción— sean más productivas y eficientes ya que a través de las TI se facilita la comunicación entre los sistemas y subsistemas, mejorando el control y la automatización de los procesos que van escalando en complejidad, a medida que se incrementa el tamaño de la empresa”, explica.

Desde su mirada como integrante de “Círculos TICS”, Ciudad opina que el acceso, uso y apropiación de TI son elementos clave en el fortalecimiento de estas empresas. Un proceso que debe ampliarse a las microempresas en un marco donde el fomento de la digitalización de la economía social (o tercer sector, que incluye a cooperativas y organizaciones no lucrativas, entre otras) también es fundamental, aclara. Yen esto, Patricio Soto, manager Telecommunication Research de IDC Chile, subraya que más allá de enfocarse en un nicho, una estrategia de transformación digital debe seguir a las compañías que nacen con la tercera plataforma-conjunto de tecnologías que incluyen Cloud Computing, Big Data, Social Business y Mobility—, y a aquellos nuevos participantes del mercado, ya que una de las cosas que permite la transformación digital es, justamente, que las empresas puedan causar disrupción en los mercados y exploten nuevas formas de obtener ingresos.

Soluciones

De acuerdo con cifras del Ministerio de Economía, basadas en datos del Servicio de Impuestos Internos (SII), la cantidad de micro, pequeña y mediana empresa (mipymes) creció 2% en el período tributario 20152016, siendo el sector comercio el que más facturó al cierre del año pasado (con casi mil millones de UF). Considerando que en Chile existen más de 903 mil mipymes (de las cuales 219.953 son pymes), es difícil definir una necesidad tecnológica específica para cada una de ellas, aunque todo lo relacionado a conectividad aparece como el primer peldaño, aseguran en la Confederación Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme). Sin perjuicio de ello, independiente del tamaño y de la actividad de las empresas, éstas debieran evaluar las soluciones de Internet de las Cosas (loT) como una de las tecnologías clave a adoptar, advierte Soto. De hecho, es una de las tecnologías que ayudan a optimizar sus procesos productivos, al igual que la digitalización y automatización, sensorización, Big Data/Open Data, análisis avanzado de datos (generación de algoritmos, modelos predictivos), machine to machine, tecnología de la nube, tecnología asociada al uso de Energías Renovables No Convencionales (ERNQ y eficiencia energética, entre otras, precisa el subdirector de Difusión Tecnológica y Entorno para la Innovación de la Gerencia Innovación de Corfo, Sergio Aravena. A todo lo anterior, el gerente general de Red to Green, Carlos Bussinger, suma la robotización, una de las tecnologías que puede constituirse en una ventaja competitiva en términos de aumentar la productividad, permitiendo crear soluciones para procesos reiterativos realizados frente a un computador y posibilitando de esta forma trabajar grandes volúmenes de datos, las 24 horas, con bajas tasas de error y alta precisión, explica.

Y aunque adoptar una u otra solución tecnológica es una decisión que depende de la actividad de la empresa, en términos generales las pymes deberían primero incorporar desarrollos que apoyen su core business, sostiene Soto. Por ejemplo, aclara, si se trata de una empresa de transporte, debería adoptar soluciones de IoT basadas en plataformas de control de flota y monitoreo en tiempo real de performance de conducción.

Además, dependiendo del core del negocio y de su tamaño, las pymes tienen la posibilidad de hacer un mix con desarrollos propios y tercerizando algunas de sus necesidades que, vistas como demanda agregada, pueden ser muy atractivas para la industria de desarrolladores, añade Alexander Theis, co-founder de Tink. En el caso de los SaaS (software as a service), donde el soporte lógico y los datos que se manejan se alojan en servidores de una compañía TIC, “su incorporación facilita el acceso a herramientas complejas y sofisticadas a precios bajísimos”, acota.

Sectores

¿Hay algún sector particular que debiera iniciar una transformación digital con más premura? Si bien hay consenso en que ninguna pyme debería quedarse abajo de este carro, la estructura y tamaño del negocio condicionan esta urgencia en los distintos sectores.

Por ejemplo, las pymes del comercio han sido precursoras en este proceso pues constituyen un ámbito en donde la transformación digital tiene más impacto y en el que herramientas como el e-commerce amplía los canales de ventas, dando más opciones al consumidor a la hora de adquirir un producto, señala el gerente general de Fundación País Digital, Juan Luis Núñez. Los clientes, acota el gerente general de City Global, Marcos Rivas, ya no sólo se conforman con recibir una factura electrónica, si no que esperan que el proceso completo de compra y postventa sea una experiencia rápida, en línea, simple y efectiva.

A ello, Santiago Macías, de Empresas Tuxpan, añade que manufactura y servicios son otros de los sectores donde naturalmente las TI pueden alcanzar un mayor desarrollo. Por definición, dice, los servicios representan un generador y consumidor de información, por lo que las nuevas tecnologías son parte central de su quehacer.

Y aunque los especialistas recalcan que la incorporación de nuevas soluciones debe responder a la estrategia de cada compañía y objetivos del negocio, también reconocen que “las pymes dependen del flujo de caja y viven apretadamente el día a día. Por tanto, es relevante incorporar tecnologías que amplíen sus oportunidades de mayores ventas”, dice Macías.

En esa línea, los expertos recomiendan partir disponiendo de herramientas de marketing digital que permitan conectar con sus clientes y con los que podrían serlo, precisa Katherine Aybar, Head Marketing de Yapo.cl. Lo importante, acota, es que las herramientas de transformación digital que se implementen, permitan unir las métricas internas de cualquier pyme con las métricas del mercado. Por eso, el plan de implementación debe cuantificar los beneficios, tanto en el aumento de las ventas como en la minimización de costos de oficina, por ejemplo, sobre todo cuando no hay una planilla de colaboradores robusta.

A nivel de producción, el director digital de Cheil Chile, Horacio Garay, apunta que el almacenamiento en la nube permite trabajar de forma remota, al igual que las herramientas de comunicación entre equipos, en donde se puede coordinar e intercambiar archivos. El ejecutivo añade que en gestión, la inteligencia artificial ha abierto “grandes oportunidades” al automatizar procesos de autoayuda o consulta para los clientes, especialmente en redes sociales. “Las suites de CRM también son claves en la gestión de los negocios, ya que ayudan a organizar la información de los clientes para conocerlos mejor y activar acciones de fidelización que permiten generar nuevos negocios”, resalta.

Los desafíos

“Existen distintos estudios que indican que la gran mayoría de las empresas chilenas presenta brechas de tecnologías respecto de aquellas que poseen las empresas más productivas y competitivas del país y del mundo en rubros similares, debido a fallas de mercado que causan que dichas soluciones sean de difícil acceso para empresas individuales, siendo afectadas principalmente las de menor tamaño”, afirma Sergio Aravena, de Corfo.

Frente a ello, indica, las actuales líneas de financiamiento del Programa de Difusión Tecnológica y de Prospección Tecnológica de la agencia estatal permiten a las pymes acceder a la tecnología que requieran para superar sus brechas productivas y aumentar sus niveles de productividad.

Otros desfases importantes están en la optimización de los modelos de negocio que pueden facilitar el crecimiento y rentabilidad de este segmento, lo que fuerza a muchos empresarios a dedicar parte importante de su jornada productiva a tareas de gestión en lugar de destinar sus energías a la innovación de sus productos o a la formulación de estrategias comerciales.

Por lo tanto, a juicio del académico del Departamento de Control de Gestión y Sistemas de Información de la Universidad de Chile, Ariel La Paz, el reto principal es lograr, como primer paso, que los sistemas de información estandaricen las rutinas administrativas, para luego establecer objetivos más ambiciosos para el crecimiento organizacional o para la sofisticación en la transformación de datos, así como la interconexión de sistemas con clientes y proveedores. En opinión de Alexander Theis, de Tink, la elección de las plataformas tecnológicas idóneas ante la gran cantidad de software disponible en el mercado es una tarea pendiente, mientras que para Núñez, de Fundación País Digital, las pymes deben comenzar a integrar equipos de trabajos más transversales y capaces de programar, lo cual les permitirá relacionarse de una manera distinta con la tecnología y a la vez crearla, aportando así a la productividad de la empresa