Jaime Soto, Secretario General de ACTI y seguridad en CyberMonday: “No hay manera de estar protegidos en un 100%.
8 noviembre, 2017
Aprenda a comprar con seguridad y confianza
8 noviembre, 2017

Todo a un click de distancia

La comodidad de comprar con solo un click ha cautivado a los chilenos. Prueba de ello es que —según estimaciones de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS)— las ventas online acumulan durante el tercer trimestre de 2017 US$ 2.900 millones, lo que significa un alza de 30% respecto de igual periodo de 2016. Y las proyecciones de la CCS indican que se espera cerrar 2017 con ventas por al menos US$ 3.700 millones.

Varias son las razones que explican esta continua alza. A la posibilidad de acceder a productos sin necesidad de concurrir a una tienda, se suma una mayor adopción de hábitos transaccionales en línea por parte de los consumidores, tendencia a la que poco a poco se han ido sumando pequeñas empresas, que han tomado conciencia de la importancia de ofrecer esta opción a sus clientes.

“El sistema está obligando a que los productos se comercialicen cada vez más por internet. Ya no es necesario ir a la tienda a verlo. Si se pueden entregar las características, se puede hacer la venta de manera no presencial. Y, con mayor razón, la oferta de servicios es fácilmente ubicable de manera online”, explica Dagmar Pearce, director de Ingeniería Civil Informática de la U. San Sebastián.

En este contexto, cada vez son más las tiendas interesadas en participar en los eventos de ecommerce que se realizan en el país, como el CyberMonday que comenzó esta medianoche y que se extenderá hasta el miércoles 8.

De hecho, en la séptima versión del evento —coordinado por el Comité de Comercio Electrónico de la Cámara de Comercio de Santiago— participan 176 empresas, que han puesto a disposición del público más de 100 mil productos. De ellas, 34 corresponden a marcas que participan por primera vez en un evento Cyber oficial.

En la práctica, el objetivo de los eventos cyber es promover el desarrollo del comercio electrónico en el país, y así potenciar sus beneficios para consumidores y empresas, lo que adquiere mayor relevancia en época de bajo crecimiento económico.

Seguridad

Pero para disfrutar al máximo las ofertas, realizar transacciones seguras es clave. Dagmar Pearce, de la U. San Sebastián, explica que “cuando crece el comercio electrónico, inevitablemente crece el ciberdelito, lo cual tiene en alerta a las industrias y en los próximos años estará cada vez más reforzada”.

“Por ahora, las claves aleatorias, multipass y terceras claves al celular están frenando los riesgos”, asevera.

De ahí que Juan Luis Núñez, gerente general de la Fundación País Digital, señale que “el nivel de seguridad que se ofrezca en las transacciones online tiene tanta relevancia como conocer en profundidad el perfil de los clientes”.

“De esta forma se deben generar mecanismos que mejoren la experiencia del usuario en los sitios web y se tienen que establecer buenas prácticas que fortalezcan la confianza del consumidor y que, en definitiva, optimicen el desarrollo de este canal de ventas. A mayor seguridad, mayor confianza en el usuario”, asegura.

En esta línea, Dmitry Bestuzhev, director del Equipo de Investigación y Análisis para Kaspersky Lab América Latina, advierte que “en días con un alto interés de compras y tráfico de transacciones en línea, como es el CyberMonday, son muy comunes los ataques de malware y phishing. Por lo general, los ataques promocionan descuentos, rebajas, o todo lo contrario, cobros supuestamente excesivos, cargos erróneos y otras situaciones que despiertan el interés de las personas a hacer clic en enlaces maliciosos”.

Por ello, asevera, “es importante ser cuidadoso, ya que los cibercriminales se aprovechan del interés explícito de los usuarios por las ofertas que se ofrecen, para engañarlos e infectar sus dispositivos”.

En este sentido, Jaime Soto, secretario general de ACTI, aconseja realizar las compras en “un sitio seguro, confiable y oficial”. Para ello, hay que fijarse en la barra de dirección web sea: https://, donde la “S” certifica que esa web es segura.

Asimismo, hay que tener cuidado al recibir enlaces en correos electrónicos o bien avisos que lleguen por las redes sociales. “Siempre es mejor ir al navegador y abrir allí la web que anuncia una oferta”, agrega.

Otro aspecto relevante, señala Dagmar Pearce, es elegir un dispositivo conocido y seguro; una conexión de red estable, privilegiando aquellas privadas, porque son más seguras. Conectarse mediante una WiFi pública, “los datos personales están más vulnerables”.

Dmitry Bestuzhev, de Kaspersky Lab América Latina, también sugiere utilizar una sola tarjeta de crédito para todas las compras en línea y monitorear las transacciones; habilitar el aviso de cargos en la tarjeta vía SMS o aplicación móviles del banco emisor para estar al tanto de las transacciones realizadas.

Desde La Universidad del Pacífico, en tanto, el jefe de la carrera de Comunicación Digital y Multimedia, Guillermo Bustamante, sugiere —antes de comprar— eliminar el caché del navegador, porque “hay sitios que almacenan preferencias de sesiones anteriores, por lo que no siempre las ofertas podrían ser las mismas”; actualizar el antivirus, y definir qué se va a comprar y comparar precios antes, lo que permite saber si el producto que se está comprando es efectivamente una oferta o no.

Fuente: La Segunda