TENER EL CONTROL DE LOS DOCUMENTOS HOY ES UN VENTAJA COMPETITIVA
15 noviembre, 2017
El impacto y futuro de las criptomonedas
24 noviembre, 2017

La industria 4.0 requiere de capital humano especializado

La tecnología e internet han cambiado la vida y la manera de hacer y de ver las cosas. Vivimos en un mundo digitalizado, y éste demanda fuertemente de capital humano especializado, que mejore la productividad y competitividad de cada empresa.
El último estudio Cisco IDC Skills Gap 2016 concluye que en Chile existirá un déficit del 31% de profesionales TI para el año 2019, cifra que alcanzaría las 19.513 vacantes, específicamente en las áreas de ciberseguridad, cloud, IoT, big data y tecnologías de video. Claramente es en esas áreas donde más se necesita de capital humano especializado.

De acuerdo a lo que sabemos, en el país sólo el 5% de los profesionales y técnicos en el mundo TI son mujeres, un número muy por debajo de la participación de los hombres la que se alza a 95%, y se debe principalmente a factores socioculturales. Y si bien el acceso a la tecnología es cada vez mayor, en Latinoamérica el uso de Internet por parte de las mujeres es 8.5% menor comparado con los hombres. Una cifra interesante: solo 13% de los ingenieros del mundo, son mujeres.

Si hay una industria que tiene asegurado su crecimiento y que puede generar cambios significativos en las personas y sus familias, y en el corto plazo, es la tecnológica. No hay empresa ni organización en la que las TIC no juegue un rol importante; por ello debemos adecuar nuestro capital humano a esta realidad. Es uno de nuestros objetivos como gremio.

En esta tarea, destaco la comunión y el trabajo conjunto que existe entre dis- tintos actores públicos y privados, ya que todos asumimos la relevancia del capital humano especializado en el proceso de transformación digital de nuestras industrias y organizaciones. Proceso que pasa por alinear a las instituciones de formación de técnicos y profesionales tecnológicos con lo que las empresas e industrias realmente necesitan para enfrentar los desafíos de la era digital.

Los alumnos que quieran seguir algunas de las carreras tecnológicas que ya ofrece el mercado, sólo deben tener las ganas de estudiar y disponer de algunas competencias de base en matemáticas y lógica, condiciones que facilitan su desempeño en las distintas áreas de aprendizaje de las respectivas carreras. A los potenciales estudiantes de una carrera TIC, les invito a que sean parte de una industria en crecimiento constante, con posibilidades de desarrollo profesional en distintas industrias y áreas de acción, donde la incorporación de tecnología y de recursos humanos sintonizados con la transformación digital marcarán el futuro de nuestro desarrollo como país.

Competencias más sofisticadas

Las industrias no solo necesitan titulados, también requieren de personas con competencias específicas que son demandadas por los distintos sectores económicos. En tanto, también se nece- sita desarrollar competencias TIC más sofisticadas que den cuenta de los desafíos de las industrias inteligentes, tarea en la que bajo el liderazgo de Corfo, y en conjunto, con el sector privado y la academia, busca resolver temas del presente y en especial del futuro, instalando competencias conectadas con las industrias 4.0 en un modelo educativo y productivo que lamentablemente se aferra a la industria 3.0.

Así, ACTI ha tenido un rol fundamental en el ámbito del capital humano. Como asociación disponemos de un estándar de competencias TIC de alcance internacional, como es SFIA (Marco de Competencias de la Era Digital), que es producto de un trabajo técnico colaborativo entre trabajadores, empresas, academia y sector público; contando a la fecha con 29 perfiles TIC que dan cuenta de los principales requerimientos de las industrias; un Centro de Evaluación y Certificación de Competencias Tecnológicas bajo este estándar,(liderado por ACTI); reconocimiento transversal de entidades públicas y privadas, como por ejemplo Corfo, Chilevalora, Ministerio de Hacienda, Ministerio de Economía, Sofofa y otros importantes gremios sectoriales, con quienes estamos trabajando colaborativamente en el desarrollo de un ecosistema que genere el capital humano especializado que el país necesita.