La transformación de los campos ocupacionales en la era digital
29 noviembre, 2017
SBIF y nueva regulación de cloud computing
14 diciembre, 2017

Las ventajas de los programas semi presenciales y 100% online

Cada vez más estudiar en línea toma mayor relevancia, ya sea como apoyo de los cursos tradicionales o también como única modalidad de aprendizaje. Conozca las principales cualidades de las nuevas modalidades de estudio y a quienes le conviene más esta opción
Adquirir nuevos conocimientos es fundamental para crecer como profesional y avanzar en el ámbito laboral. Es así, como una buena opción para actualizar conocimientos es hacer un diplomado o especializarse con un postgrado. Además, hoy existen diversas modalidades de estudio que permiten combinar este desafío con las responsabilidades laborales y familiares.

Contar con alguna especialización es clave en el mercado laboral y así lo señala Karina Pérez, directora de Robert Half en Chile: ‘Según la experiencia que hemos adquirido durante más de seis años en Chile y 65 en el mundo, el 80% de las empresas que recurre a Robert Half solicita profesionales con estudios complementarios, siendo la proporción de ocho de cada 10 los profesionales que cuentan con estudios secundarios, ya sea diplomado, maestría, cursos de especialización, entre otros’. En cuanto al formato, Pérez enfatiza en que eso va a depender de los objetivos, expectativas, necesidades y tiempo con que cuenta el profesional para estudiar. Y también es recomendable que la persona revise los contenidos del curso, los profesores y la metodología.

Mayor flexibilidad

Semi presencial: Combina las clases a distancia por medio de conexión online y a la vez se requiere de algunas asistencias obligatorias. Esta modalidad beneficia directamente a quienes tienen dificultades para trasladarse con frecuencia a una casa de estudios para ahorrar tiempo o por trabajo. En este caso, las instituciones de educación se han preocupado de fomentar la comunicación entre los docentes y los estudiantes. Además de fomentar el trabajo en equipo con los otros alumnos de los programas ya sea en modalidad presencial y de manera online.

Online: Para aquellos que definitivamente no pueden asistir a una sala de clases, pero que de igual manera quieren especializarse es que existe esta modalidad que se desarrolla totalmente en línea, teniendo la misma efectividad de aprendizaje que una presencial. Por otro lado, también es posible crear redes de contacto con los otros estudiantes gracias a las redes sociales y otros programas que implementa cada universidad que los vincula.

Más allá de la modalidad que se elija, es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones: ‘Los profesionales que quieran emprender el rumbo del perfeccionamiento deben tener claro que hay que aprender a planificar, delegar, priorizar, negociar y entender que es un cambio de vida que claramente va a alterar la dinámica familiar o la vida social, pero será por un bien a largo plazo. Aun así, se aconseja separar el espacio del estudio del descanso’, afirma la ejecutiva de Robert Half en Chile.

Recuadro

CRECIMIENTO DE LA MODALIDAD ONLINE

Cada vez son más las casas de estudios que implementan las modalidades 100% en línea de acuerdo a la demanda de estudiantes que la prefieren y por las múltiples ventajas que esto conlleva. Según asevera Jaime Soto, el secretario general de la Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información (ACTI), la educación online llegó para quedarse.

‘Esta modalidad ha crecido en todo el mundo y por supuesto en nuestro país también, porque ofrece ventajas que se ajustan a los tiempos digitales en que vivimos y a las necesidades de los nuevos estudiantes. Hoy se requiere de gente más especializada, sobre todo en algunas áreas, y muchos de ellos ya trabajan. Por lo tanto la educación online les permite avanzar, especializarse, tener más conocimientos, y estudiar desde cualquier lugar, en sus propios horarios y a su ritmo’, agrega.

También esta alternativa representa una ventaja para quienes deseen especializarse en una universidad extranjera, pues ya no tienen la necesidad de trasladarse hasta el lugar para poder acceder a sus cursos o programas.

‘La educación online se trata de una verdadera revolución por la manera de entregar y recibir programas y cursos, y también por ser una muy buena oportunidad para acceder a conocimientos, sin tener que ir a una sala de clases. Aquí se manejan los tiempos, los ritmos y las distancias’.

Jaime Soto, secretario general de ACTI.