El rol de la tecnología en la construcción del, puente Chacao
29 marzo, 2018
Asamblea Anual ACTI 2018
16 abril, 2018

Transformación digital, clave para el desarrollo

Si queremos llevar a Chile por el camino del desarrollo y que sea sustentable en el tiempo, la Transformación Digital es un proceso esencial. Y para ello debemos enfrentar este desafío desde al menos cuatro frentes estratégicos, como lo planteó la propuesta hecha por el Círculo de amigos TIC.

Según esa visión y con un horizonte que va más allá de un periodo presidencial (hablamos de 15 o 20 años por lo menos), hay que trabajar en los siguientes ejes:

– Capital humano: Chile tiene un importante déficit de capital humano especializado. Para el 2019, existirá un déficit del 31% de profesionales TI, en áreas como ciberseguridad, cloud, IoT, big data y tecnologías de video, según el último estudio Cisco IDC Skills Gap 2016. Pero a la vez se trata de una gran oportunidad -por ejemplo- para todos los que tengan un trabajo mal remunerado, o que estudiaron profesiones que están estancadas, puedan incorporarse y comenzar una nueva etapa en su vida profesional en el mundo tecnológico. Hoy existen las posibilidades gracias a programas implementados con la ayuda de Sofofa, Corfo, los ministerios de Hacienda, Economía, Educación y la misma ACTI, para que en Chile se capaciten miles de programadores.

– Estado digital: la digitalización es la que nos lleva a simplificar procesos que mejoran la calidad de vida de los ciudadanos, y que van desde la reducción de procesos burocráticos y de costos, hasta tener la posibilidad de contar con documentos e información en línea, de manera inmediata y en todo momento y lugar. La modernización del estado es una tarea que debe tener continuidad en la sucesión de los gobiernos, que necesita una visión de largo plazo.

– Institucionalidad: Políticas de largo plazo y no dependientes del Gobierno de turno, las que puedan llevar a Chile por el camino del desarrollo. Para que ello sea posible, es indispensable el Ministerio de Ciencia Tecnología e innovación, para que ordene ese ecosistema. Porque el foco debe estar en la inversión en las áreas de ciencia como en las tecnológicas, incorporando al mundo empresarial, universidades, empresas, trabajadores y las redes internacionales en torno a programas nuevos, reforzando la investigación, desarrollo y emprendimiento.

– Inversión en I+D+I, pues Chile es el país con más baja inversión en este ítem de la OCDE. En los últimos años, Chile ha invertido en I+D alrededor de un 0,36% del PIB muy lejana al 2,4% promedio que destinan el resto de los países de la OCDE.

– Conectividad e infraestructura: generar una red nacional de comunicación, de fibra y de banda ancha que permita que la penetración de comunicación para la población de un 95% tanto en el acceso como en la cobertura. Los expertos estiman que en los próximos cinco años el volumen de datos en la red se multiplicará en más de 6 veces. Por lo tanto, si ya sabemos que habrá una altísima demanda de los servicios de datos, hay que tomar las decisiones para enfrentar y desarrollar el área de las telecomunicaciones desde un trabajo más global.

Con todo lo anterior, podremos generar una institucionalidad que permita construir una estrategia nacional de desarrollo, para planificar los pasos que llevarán a chile al desarrollo en los próximos 10 o 20 años.

Fuente: Pulso