Cómo lograr un cambio de la matriz productiva del país
19 abril, 2018
El valor de la tecnología y la innovación en el sector
23 abril, 2018

El nuevo perfil de los profesionales del área informática

Una perfecta combinación entre habilidades técnicas y personales, es lo que está demandando el ambiente de negocios de la nueva era, pero los profesionales TI no abundan en Chile y ya el próximo año la demanda podría superar a la oferta en más de 30%.

Un mundo ‘digitalizado’ exige capital humano especialista, capaz de mejorar la productividad y competitividad de cada empresa. Pero la demanda y la oferta en Chile no se condicen. El último estudio Cisco IDC Skills Gap 2016 concluyó que en nuestro país existirá un déficit del 31% de profesionales TI para 2019, cifra que alcanzaría más de 19 mil vacantes, específicamente, en las áreas de ciberseguridad, cloud, IoT, big data y tecnologías de video.

‘Entonces, claramente es en esas áreas donde más se necesita del capital humano especializado’, observa el secretario general de la Asociación de Empresas de Tecnología de Información (ACTI), Jaime Soto. Según Soto, quien también es doctor en ciencias empresariales, las oportunidades de trabajo en un futuro inmediato tendrán que ver con: tecnologías relacionadas con la telefonía celular, telemática, informática, ingeniería genética, biónica, biotecnología, inteligencia artificial, realidad virtual e información multimedia, entre otros campos.

‘En este sentido, la OCDE ha dicho que ocho de cada 10 nuevos trabajos serán para trabajadores del conocimiento o profesionales con formación práctica, capacidades técnicas, espíritu emprendedor y habilidades directivas’, explica. En ese contexto, las habilidades necesarias en tecnologías emergentes de redes se vincularían con video, nube, movilidad, centros de datos y virtualización, big data, ciberseguridad, IoT y desarrollo de software; además de las habilidades básicas en redes tales como conocimiento de switching y routing, seguridad, redes inalámbricas, comunicaciones unificadas y colaboración e inteligencia artificial.

Hoy estamos viviendo una revolución digital, por lo tanto, la demanda laboral va a seguir creciendo y es una tendencia que se va a mantener en el tiempo. Por eso es importante que Chile comience a trabajar con capital humano especializado en tecnología de la información, incorporando habilidades digitales desde la educación’, añade el gerente general de Fundación País Digital, Juan Luis Nuñez.

El plus de las habilidades personales

Atrás quedaron los tiempos en que los profesionales del área informática eran personas que tenían un foco netamente técnico y multifuncional, cuyos conocimientos bastaban para sacar adelante con éxito los proyectos en los cuales participaban.

Hoy, en cambio, el perfil requerido es el de un profesional integral que, además de los conocimientos específicos, debe tener habilidades personales que le permitan relacionarse con su equipo, coordinar con otras áreas y atender las necesidades de sus clientes. Así lo cree el consultor IT de Randstad Professionals, Claudio Castillo, quien reconoce que en la parte técnica se ha evolucionado a nichos de especialidad.

‘Cada vez es más común encontrarse con empresas que buscan profesionales que sepan trabajar en equipo, que tengan habilidades de liderazgo y de relacionamiento, además de tolerancia a la frustración’, agrega. Igualmente, Ely Meyer, Recruitment Analyst de Information Tecnology de Page Personnel, reconoce ir más allá, buscando profesionales que tengan habilidades interpersonales altamente desarrolladas, con la idea de que puedan aportar en creatividad, análisis, temas de discusión y nuevas tecnologías.

Por su parte, Jaime Soto de la ACTI, destaca -junto con el dominio del idioma inglésla creatividad y la capacidad de resolver problemas y administrar proyectos. ‘Los profesionales de redes necesitan combinar habilidades técnicas y no-técnicas para apoyar el crecientemente complejo ambiente de negocios’, enfatiza. Según el gerente general de Fundación País Digital, el país tiene la oportunidad de crecer en este ámbito, con generaciones más preparadas que puedan aportar a mejorar las exportaciones de servicios. Por eso, debe contar con el capital humano que pueda hacer frente a la transformación digital.

‘Para ello, no sólo es necesario tener acceso a internet y la tecnología en general, sino que debemos contar con personas capacitadas para aprovechar las herramientas tecnológicas y llevar a cabo las tareas que exige día a día la era digital, que nos ayuden a no perder competitividad frente al avance del resto de los países. El problema de hoy no es si existe o no tecnología, sino adoptarla y saber utilizarla’, concluye.

Recuadro

‘Cada vez es más común encontrarse con empresas que buscan profesionales que sepan trabajar en equipo, con habilidades de liderazgo y de relacionamiento, además de tolerancia a la frustración’.

Claudio Castillo, consultor IT de Randstad Professionals.

APRENDIZAJE CONTINUO

Hoy más que nunca, las empresas necesitan de profesionales especializados en el área informática, quienes deben estar perfeccionándose siempre, ya que los sistemas operativos quedan obsoletos muy rápido.

‘Debido a ello, es que se requiere de un continuo aprendizaje y habilidades especiales también. Lo que define los lineamientos de las nuevas materias que deben estar inscritas en la enseñanza de las ingenierías, por así decirlo, son las competencias digitales.

Por ejemplo: competencias digitales básicas, análisis de la información, resolución de problemas, competencias digitales avanzadas, manejo de la Nube, Big data y pensar en digital’, sostiene el secretario general de la ACTI, Jaime Soto.

Asimismo, el consultor IT de Randstad Professionals, Claudio Castillo, comenta que si Chile quiere estar a la cabeza, las universidades, apoyadas por el mundo público y privado, deberán replantearse la forma en la que están formando a estos profesionales. ‘Si bien los aspectos técnicos son clave, no deben dejar de lado el desarrollo de habilidades blandas y mucho menos el manejo del inglés’, afirma.

Fuente: La Tercera