(56 2) 2 2959 9200

NOTICIAS

Tags:Industria
Públicado:23-01-2017

LA TENDENCIA EXPONENCIAL Y LOS DESAFÍOS DEL E-COMMERCE

Se tiende a pensar que las ventas en línea están reservadas para grandes empresas, retail o marcas multinacionales, pero la verdad es que se trata de una oportunidad que todos quienes poseen una empresa, independiente de su tamaño, debieran tomar. Así lo ha demostrado la tendencia mundial, en la que países más desarrollados están sacando un gran provecho a las plataformas de venta online: el e-commerce.

Por Jaime Soto, Secretario General ACTI

Y en ese escenario, la tecnología toma un papel clave dentro de esta estrategia de comercio electrónico de determinada empresa u organización en pro de transformarse en un agente catalizador de la oferta y concreción de la venta. En Chile, por ejemplo, la Cámara de Comercio estimó que las ventas superarían los US $2.800 millones, lo cual se ha traducido en tasas de crecimiento persistente y por encima del resto de las otras actividades comerciales.

Y a pesar de que es una tendencia al alza, hay desafíos que esta industria de ventas on- line tiene que superar.

Actualmente el número de usuarios de Internet supera las 13 millones de personas, representando un 75% de la población nacional. De ellos, cuatro millones y medio son compradores habituales online, que gastan en promedio 620 dólares al año en compras electrónicas. Si bien las empresas de retail y marcas multinacionales se encuentran ampliamente incorporadas al e-commerce, aún hay pequeñas empresas que se mantienen ajenas a este tipo de desarrollos.

De hecho, según un estudio realizado por el Centro de Economía Digital de la Cámara de Comercio de Santiago, menos del 5% del pequeño comercio ha despegado su presencia de ventas en canales online, lo que, en algunas categorías, las está dejando fuera del radar de los consumidores. A nivel regional el panorama no es muy distinto y de acuerdo a la consultora internacional IDC, más del 55% de la población Latinoamericana estará conectada en 2017 y gastará más de US $68 mil millones en compras online en los seis países más relevantes de la región.

Y si bien, tecnológicamente Chile es uno de los países con mayor penetración de Internet de la región, el principal desafío para la proliferación de comercio electrónico tiene que ver con la confianza, por parte del usuario, a estas nuevas formas de compras. Es decir, a la hora de optar por una operación de carácter virtual, la principal preocupación de los que adquirirán determinado producto, es la seguridad. En este punto se deben realizar importantes esfuerzos para dar soluciones eficaces donde no se vean vulnerados los datos personales o se sufra algún tipo de ciberataque.

Finalmente, estas herramientas deben ser parte de un proceso y experiencia digital, es decir, el comercio digital debe hacerse cargo, además de la oferta y venta, de la logística del comprador y el vendedor, asegurando una integración de los medios más atractivos de la industria.