El desafío de desarrollar las habilidades tecnológicas

Los expertos coinciden en que es fundamental que los padres fomenten el contacto de los niños con la tecnología, pero con un fin educativo. No obstante, también hacen hincapié en la importancia de regular los tiempos de exposición a ella.
Es una verdad decir que internet es una herramienta indispensable. Aprender el lenguaje digital a corta edad tiene muchas ventajas, sobre todo pensando en que estamos insertos en una sociedad digital. De hecho, los niños actuales son considerados nativos digitales’, es decir, la primera generación que han crecido y desarrollado con las tecnologías digitales.

De acuerdo al estudio, de diciembre de 2018, llamado ‘Brecha en el uso de internet: una expresión de la exclusión social°, de País Digital, un porcentaje de 73,4% de los niños entre 5 a 9 años usan internet, lo que significa que casi tres de cada cuatro niños, en ese rango de edad, ya usa internet. Jaime Soto, secretario general de ACTI (Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información A.G.) explica que desde el punto de vista educativo, se hace necesario y es muy importante que los niños tengan acceso a internet.

“Es una gran ayuda para acortar la brecha tecnológica que existe en el país”, enfatiza. Entre los dispositivos tecnológicos que son un gran apoyo para que el niño comience a aprender y desenvolverse en el mundo digital están las tablets, teléfonos celulares, computadores, PC portátiles, impresoras, entre otros. Una de las tecnologías indispensables es la impresora. Epson cuenta con equipos ideales para que los niños impriman desde su hogar. “Hemos potenciado y desarrollado una línea de impresoras y multifuncionales de tanques de tinta Ecotank, donde el principal beneficio es el alto rendimiento de impresión sin cambiar la tinta y a muy bajo costo”, dice Victoria Catuzzi, product manager senior de Consumo de Epson.

Edad recomendada

Según la organización Net Children Go Mobile, el 46 % de los niños entre 9 y 11 años en Europa ya es dueño de su propio teléfono. En el caso de Estados Unidos a los niños le regalan un teléfono móvil cerca de los 8 años. Mientras que en América Latina a los 12. “Sin embargo, es importante la regulación de los padres, tanto en el tiempo que pasan conectados, como las plataformas y redes a las que están accediendo, como la información que están entregando.

Tenemos que pensar que hablamos de niños que no tiene ni un sentido de lo riesgoso que puede ser el mal uso de internet”, comenta Soto. Dentro de los beneficios está la disminución de la brecha digital que existe entre los niños y jóvenes en Chile. También es una manera de invertir en la formación de capital humano.

El que tengan acceso a la conectividad permitirá formarlos desde pequeños y entregarles herramientas para que puedan desenvolverse en un mundo digital. Para Gabriel Vera, fundador de Portal Educativo, los niños de hoy son distintos a las generaciones anteriores. °Nacieron en un entorno digital, rodeados de tecnología. El punto, más allá de la edad, es el uso que se le da a esa tecnología. Nosotros recomendamos un uso limitado, desde los 3 a los 6 años. Desde los 6 años se puede subir a 2 horas, pero siempre con supervisión”, recomienda. Soto agrega que los padres deben distinguir cuando el internet se usa con una finalidad formativa y cuando se usa por entretención.

 

“Creemos que en los colegios debiera potenciarse el uso de las tecnologías, insistimos, para que desde muy pequeños los niños se familiaricen, aprendan y construyan con el paso de los años, una educación tecnológica y digital que los entregará preparados para dar un paso más allá en un mundo conectado, tecnológico y digital”. Jaime Soto, secretario general de ACTI (Asociación Chilena de Empresas de Tecnologías de Información AG.)