Gremio tecnológico se desmarca de los grandes empresarios y respalda impuesto de 10% a las plataformas digitales

La ACTI se alineó con el gobierno y toma distancia con el 19% que pide la CNC y la CPC.

En la discusión pública de las últimas semanas por los impuestos a Netflix, Spotify, Uber, Airbnb y otras plataformas digitales hay un gremio que ha guardado un silencio que ha generado extrañeza. Se trata de la ACTI, de la mismísima Asociación Chilena de Empresas de Tecnología de la Información.

Pero había una razón para no haber hecho declaraciones públicas sobre esa materia o adoptar una posición más clara: no se ponían de acuerdo.

En efecto, cuando la Cámara Nacional de Comercio y la Confederación de la Producción y del Comercio ya se la habían jugado con un impuesto de ‘al menos’ 19% a estos servicios (la Sofofa también deslizó apoyo a este dato), en la ACTI aún había discusión.

Pero ese debate tuvo un gran avance la semana pasada y el gremio está ad portas de anunciar que se alineará con la postura del gobierno, es decir, respaldar la aplicación de un impuesto de 10% a estas plataformas.

‘Hace más sentido que sea un impuesto a los servicios de 10%, pero siempre he sido contrario que se apliquen (gravámenes) a procesos tecnológicos ya que encarecen el acceso a las tecnologías’, reconoció el presidente de ese gremio, Raúl Ciudad, advirtiendo también sobre el riesgo que supone la obsolescencia de las leyes conforme avanza el desarrollo de estas plataformas.

El histórico dirigente tecnológico advirtió que el debate se debe centrar en servicios como Netflix y apartar de la discusión a las aplicaciones tipo Cabify. Esto porque el modelo de negocios de las apps de transporte ya estaría siendo regulando con la ‘Ley Uber’, sostiene.

La ACTI admite que estos servicios se deben ordenar y regular, pero se desmarca del argumento de los otros gremios empresariales respecto de ’emparejar la cancha’.

Manuel Melero, el presidente de la CNC, no está de acuerdo y afirma que el 10% que propone el gobierno y ACTI es insuficiente. El dirigente apunta sus dardos a empresas como Netflix, plataforma que logra ‘ganancias a un bajo costo’ y ‘ni siquiera tiene una oficina en Chile’.

‘El tema es muy simple, competencia entre todos los actores del mercado proveedores de bienes y servicios en igualdad de condiciones, sean internacionales o nacionales. Todos en las mismas condiciones, regulatorias, laborales, de todo orden, y un aspecto de esto es el impuesto’, afirmó.

La ACTI en los próximos días tiene agendadas las últimas reuniones para definir una postura definitiva. Luego de ello empujará su idea por medio de la exposición en las comisiones del Congreso.