Iniciativa preparará a los chilenos frente a la transformación digital

EL OBJETIVO ES PREPARAR A LA FUERZA LABORAL PARA ABORDAR LOS DESAFÍOS QUE PRESENTA LA INDUSTRIA 4.0, INTEGRANDO EMPRESAS, INSTITUCIONES DE FORMACIÓN, DE CAPACITACIÓN Y ENTRENAMIENTO PARA EL DESARROLLO DE HABILIDADES.

Una iniciativa a nivel nacional, bautizada ‘Talento digital para Chile’, busca cerrar la brecha de talento digital de más de 16.000 personas y fomentar su empleabilidad en áreas vinculadas a la tecnología. Según explicó el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, el objetivo del proyecto es formar personas con habilidades digitales y mejorar su empleabilidad, mediante el desarrollo de competencias que demanda de la economía digital.

‘La cuarta revolución industrial nos plantea enormes desafíos (…) y nos demanda que las personas y las empresas estén preparadas para lo que está ocurriendo’, indicó. Nicolás Monckeberg, ministro del Trabajo, destacó que este proyecto es pionero y pone en contacto, por primera vez, a las industrias con los formadores del área tecnológica, buscando mecanismos para desarrollar las habilidades en las personas y su acceso a empleos de calidad. Para lograr lo anterior, solo este año, el Servicio Nacional de Capacitación y Empleo (Sence) dispondrá de $3.500 millones para poner en marcha la iniciativa, levantando 24 perfiles que darán paso a las capacitaciones en áreas como programación, internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), interfaces móviles, inteligencia artificial, big data, redes sociales y blockchain, entre otros. I

NICIATIVA PÚBLICO-PRIVADA El acuerdo fue suscrito por el Ministerio de Hacienda, el Ministerio del Trabajo, Sence, Corfo, CPC, Sofofa, Acti, Fundación Chile y Fundación Kodea, entre otros. Fundación Chile y Fundación Kodea serán las responsables de articular e implementar el mecanismo que identifique la demanda de talento, gestione procesos de capacitación laboral, evalúe el resultado del entrenamiento y genere oportunidades de empleo para enfrentar los desafíos planteados. Raúl Ciudad, presidente de Acti, explicó que el principal beneficio de este acuerdo es que se inicia un proceso para desarrollar de manera seria y organizada una de las cinco verticales estratégicas claves para el desarrollo del país: el capital humano.

‘Este beneficio se extiende a distintos sectores de la población. Así, se va a incorporar a las mujeres al mundo TIC, a los discapacitados a través del teletrabajo, nos haremos cargo de los trabajadores de las empresas y su conversión hacia el mundo digital y darles la oportunidad de insertarlos en nuevas labores. También beneficia a los estudiantes de enseñanza media de liceos técnicos-industriales, y nos abre la pauta para proponer cambios estratégicos en la estructura educacional en materia de ciencia y tecnología, como incluir computer science desde la básica’, destacó.

Sebastián Sichel, vicepresidente Ejecutivo de Corfo, valoró la iniciativa porque ‘junta la oferta disponible de capacitación con la demanda desde la industria’. ‘Estamos logrando apuntar donde más se necesita, es decir, capacitar en cambio tecnológico y en habilidades para la transformación digital. Si lo hacemos bien, la ola de la cuarta revolución industrial (…) será una gran oportunidad para Chile’, señaló