Licitaciones del Estado: Sidra II

Durante este último tiempo hemos sido testigos del impulso que han tomado diferentes Servicios de Salud del país por realizar proyectos tecnológicos, pero que satisfacen necesidades individuales, tales como: desarrollo de Sistemas para el Registro de Gestión Clínica, Sistemas de Registros Administrativos y de Logística, Traspaso de Uso de Data Center a Servidores de Hospitales y Uso del Personal propio de salud para las implementaciones. Esto, sacrificando la necesidad que Chile tiene actualmente de trabajar problemáticas colectivas, y dejando en evidencia las claras dificultades que tiene la Estrategia Digital en Salud y los correspondientes proyectos SIDRA, como su columna vertebral.

Esta estrategia, iniciada hace más de 8 años -con cerca de US$ 150 millones de inversión directa-, tiene como uno de sus focos el implementar sistemas basados en estándares de salud y seguridad internacional, con el objetivo de lograr la necesaria conectividad nacional en salud para asegurar la calidad en la atención de los pacientes. Sin embargo, se pone en riesgo al dejar que sistemas de desarrollo propio y no acreditados no sean capaces de resolver los problemas de corto y largo plazo.

Lo más importante es que el Minsal no se transforme en una empresa de desarrollo de software y pueda aprovechar los avances que empresas nacionales y extranjeras ponen a disposición del mundo de la salud, así como con la innovación, soporte y actualización permanente, que un Ministerio nunca podrá ser capaz de lograr.

Jaime Soto, Secretario General ACTI