ACTI entrega tips para vivir un #CyberDaySeguro

El ecommerce es una herramienta que llegó para quedarse y que cada vez gana más adeptos. En nuestro país cada vez es mayor el porcentaje de gente que realiza compras por Internet, ya que presenta múltiples beneficios: es una alternativa rápida, ágil y cómoda, en la que se evita ir a la tienda física (viajar, estacionarse, en fin; por lo que es un ahorro de tiempo y dinero), y junto con ello las aglomeraciones, permite acceder a muchos artículos y servicios desde la comodidad de nuestros hogares.

Adicionalmente, los comercios buscan incentivar esta vía de contacto con sus clientes, muchas veces valiéndose de promociones o precios exclusivos para las ventas online.

Ahora bien, como estamos viviendo una era digital con una economía digital, debemos estar debidamente preparados para desenvolvernos en ella con seguridad. En este sentido, y considerando que se aproxima un nuevo CyberDay, les dejamos algunas recomendaciones a la hora de pensar en hacer compras online:

 

  1. Asegurarse de utilizar una conexión segura para las compras en línea.

Las tecnologías que respaldan al protocolo https certifican y autentican la identidad del negocio, además de encriptar los datos de navegación, protegiendo los datos de tarjetas de pago y otra información importante que se envía a través del sitio.

Por lo tanto hay que asegurarse que la URL del sitio donde se va a comprar comience con https:// (con la s). Y, además, se recomienda buscar el candado junto a la URL que garantiza la comunicación segura.

  1. Hacer clic solo en los link de las páginas, y siempre evitar hacerlo en uno del que necesitemos ir de página en página para acceder a que se quiere llegar.

Por ejemplo, los bancos nunca incluyen links dentro de sus correos de notificación. Nuestra recomendación es siempre digitar en el navegador web la URL (dirección), de la página del banco, tienda u organización a la que queremos acceder.

Revisar la URL del sitio. Muchas de las estafas se basan en sitios falsos que modifican su URL en un carácter con respecto al nombre del sitio original (por ejemplo: usar una I (i mayúscula) en lugar de una l (ele)

 

  1. Guardar y conservar información respecto a las compras realizadas.

Es aconsejable imprimir el recibo o comprobante en el que aparezcan los datos del comprador, el importe pagado y la descripción del producto o servicio comprado.

 

  1. Leer los términos y condiciones de privacidad.

Saber qué uso se le dará a los datos que le estamos proporcionando y verificar  que el sitio esté cifrando la información para que nadie indebido pueda acceder a ella, tanto en tránsito como en reposo.

 

  1. Nunca enviar información sobre tarjetas de pago a través de correos electrónicos, teléfono o redes sociales, ya que puede resultar fácilmente interceptada. 

En caso de que el comercio no disponga de medio de pago electrónico, es preferible hacerlo en forma presencial.

 

  1. Realizar la conexión a Internet desde una red conocida. 

Evitar hacer transacciones de pago desde sitios públicos como aeropuertos, cafeterías, o desde redes WiFi que aparecen abiertas en la PC o teléfono, sin tener en cuenta su propiedad o seguridad.

 

  1. Asegurarse de tener el dispositivo protegido. 

Contar en el PC o smartphone las herramientas de seguridad adecuadas (antivirus, antispam, etc.) frecuentemente actualizadas (en lo posible a diario).

 

  1. Finalizar las sesiones en las páginas webs haciendo click en “cerrar sesión”.

En los casos en que el acceso se haga desde un computador público o de uso compartido (práctica nada recomendable), es conveniente borrar el historial de navegación y el caché del navegador. Para el cibercriminal siempre va a ser más sencillo vulnerar la seguridad del usuario (el cliente final), antes que abusar de la seguridad del banco o del comercio.

 

  1. Tener un adecuado manejo de las contraseñas. 

Usar contraseñas diferentes en sitios diferentes, cambiarlas con frecuencia, incluir distintos tipos de caracteres y evitar que tengan fechas de cumpleaños, nombres o datos fácilmente relacionados con el propietario.

 

  1. Hacer las compras en sitios de comercio electrónico de firmas reconocidas y con una buena reputación.
    Asegurarse siempre de la autenticidad de cada sitio antes de ingresar y comprometer datos personales y de pago.

11. Evaluar formas de pagos habilitadas en el sitio de compra.
Preferencia por medio de pago con tarjetas bancarias a través de sistemas bancarios, o sistemas de pago en línea. Y hay que tener cuidado cuando la forma de pago que se indica es  una transferencia a una cuenta bancaria personal.